Los recurrentes cambios en la nomenclatura de nuestros peces.

COMPARTIR

Habitualmente y conforme nos vamos adentrando en este hobby, vamos desarrollando siempre empatía por algunos grupos de peces más que por otros, en mi caso en particular, he desarrollado esa empatía por los cíclidos nacionales; es cierto que durante mi tiempo por este hobby  he criado diversos grupos de peces, tetras, killis, y algún que otro barbo común de acuario. Pero fue ese grandioso grupo llamado Cichlidae los que de verdad despertaron en mi persona ese deseo de aprender y conocer acerca de todos los detalles y misterios que encerraban estos peces.

No sé a ciencia cierta a donde me enamore de ellos, solo que cada vez que logro verlos criar en mis acuarios reitero muy personalmente mi interés por ellos. Son uno de esos grupos de peces que nos logran regalar ese espectáculo divino de ver a los padres criar y sacar adelante las camadas de alevines, incluso teniendo que liberar extensiones territoriales de el ingreso de otros peces; en ese territorio es donde desarrollan su prole. Ese espectáculo, que muy pocas otras especies de peces logran regalarnos en el acuario.

Taxón

Al despertar ese interés en mi por este grupo, nació ese desatino por estar cada vez más enterado de todo lo que concernía a estos peces, fue allí donde se cultivó en mi ese desazón al encontrarme como aficionado acorralado por los recurrentes cambios en las nomenclaturas de dichos peces. Acá nace una de las más grandes interrogantes que se me han despertado  como acuarista.  ¿Debemos nosotros como simples aficionados desverlarnos por estar al corriente con dichos cambios?

El constante estudio referente a las clasificaciones científicas, producen infinidad de cambios en las nomenclaturas de nuestros peces a nivel científico, mismos que muchas veces llegan con cierto grado de desactualización a  nosotros como aficionados, claro está, si nos proponemos a buscarlos para estar al tanto de dichos cambios, puesto que no es un secreto que para la gran mayoría de aficionados estos cambios no son relevantes y suelen pasar desapercibidos. Quizá para ellos el malestar originado por estar en constante lucha, por querer estar de una u otra forma informado, no suele presentar gran inconformidad, pero para otros que conformamos ese  pequeño grupo, estos temas  no dejan de quitarnos el sueño. Estar con ese desligamiento a las actualizaciones más recientes, y cuando pretendemos creer que estamos al día, recibimos un paper o vemos en alguna web de renombre que nuestros peces están nuevamente re-clasificados en otro grupo, o reintegrados nuevamente al grupo anterior de donde fueron movidos con anterioridad.

Es allí donde  suelo preguntarme si como acuaristas debemos desverlanos por estos temas, o debemos simplemente dejarnos decantar por los nombres comunes de los peces, que suelen utilizarse más a menudo y muy comúnmente  en el acuarismo, y dejar estos cambios a la comunidad científica solamente.

Como hobbystas creo  a criterio personal deberíamos utilizar las nomenclaturas populares, para poder disfrutar de nuestro hobby, y no estar en constante deterioro emocional por la regular detección de cambios que dejan en evidencia nuestro gran grado de desactualización con referente a este tema.

Representante género Amatitlania

Suelo soñar  con que algún día la acuariofilia Costarricense de ese cambio tan necesario a la ciencia, para qué  así nosotros como acuaristas podamos desarrollar la  llamada Acuariología, que es básicamente  la estreches de la brecha que separa ambos sectores, el aficionado, del científico,  y que los interesados en estas pequeñas grandes cosas podamos crecer teniendo de primera mano el resultado de los estudios científicos de los peces que tanto amamos.

En otros países esa brecha se ha achicado, y el desarrollo de la Acuariología a logrado que acuaristas experimentados den esa colaboración al sector científico, arrojando resultados desde ambas perspectivas, de momento al terminar estas líneas me nace la inquietud  de saber que nuevos cambios en la nomenclatura hay en la familia Cichlidae.

A todo esto me pregunto, en qué piensan ustedes con lo referente a este tema? Me gustaría conocer de primera mano vuestra opinión..

COMPARTIR

Un comentario sobre “Los recurrentes cambios en la nomenclatura de nuestros peces.

  • el 09/07/2019 a las 9:52 am
    Permalink

    Mi estimado Víctor, mientras reine el espíritu sano del compartir experiencias con relación a nuestro pasa tiempo, creo que no será difícil corregirnos unos a otros cuando exista confusión o desactualizacion en el tema de los nombres científicos. Muchos nombres no han cambiado en años y sólo unos pocos cambian de vez en cuando. Y también hay que recordar que los nombres científicos evitan confusiones entre acuaristas que no viven en un mismo lugar y que no comparten el uso de un mismo nombre común.
    Saludos!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *