Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

iniciándose en el acuarismo primera parte.

COMPARTIR

iniciándose en el acuarismo primera parte

La acuariofilia es todo un arte que envuelve a los que la practican, de tal manera que se puede decir que, “llega hacer parte de la vida y del entorno,” nuestro acuario estoy seguro llamará la atención de todos los que lo admiren, más aún cuando el mismo refleja fielmente a la naturaleza.

Esta serie de artículos que se irán publicando, tratan de orientar a cada uno de los lectores que quieran iniciarse en el viaje de sus vidas, adquirir y cuidar un acuario, ya que con total seguridad será la experiencia que no olvidarán y que estará determinada por el éxito y el fracaso que tengamos a través del viaje que nos forjemos como acuaristas, ya que el éxito muchas veces depende de la inmensidad del fracaso o los fracasos, de ahí depende la calidad de la experiencia que recopilemos a través de nuestro viaje como acuaristas, ya que todo fracaso será guardado como una experiencia en el gran libro de nuestros conocimientos.

Antes que nada deberíamos saber cual es el origen de la acuariofilia como tal, ya que como todo en este mundo tiene sus inicios y del inicio depende que entendamos en sí, que es la acuariofilia, y por consiguiente parte de su historia

Todavía hasta el día de hoy existe una gran controversia de quiénes de nuestros antepasados fueron los primeros en mantener peces en contenedores y me refiero al término contenedores, por que, para ese entonces, no existía la palabra acuario, y hasta la actualidad no existe a ciencia cierta esa respuesta, ¿Pudieron haber sido los Chinos o los Romanos? Cabe destacar que para esa época los lugares utilizados para el mantenimiento y cría de peces estaban construidos principalmente de material de barro, aunque muchas veces eran utilizados solamente para mantener vivos los peces mientras eran llevados al mercado para su venta o intercambio.

Los artículos que hay relacionados al tema sugieren que la acuariofilia pudo haber dado inicio hace más de 50.000 años, ya que se han encontrado restos de peces esculpidos en piedra por los aborígenes, (ya sean en piedra o en barro) y hasta han hallado datos de curiosos peces momificados, una curiosidad que vale le la pena recalcar es que utilizaban sus tallados para conformar un lenguaje didáctico que hasta el día de hoy nos sigue sorprendiendo con sus significados tan notables.

Carpa, uno de los peces con mas años dentro del acuarismo-imágen tomada de StickPNG

Aunque hoy en día nadie puede asegurar a ciencia cierta cual fue el inicio de la Acuariofilia, si se puede uno imaginar cual será su futuro, ya que cada día son más los nuevos acuaristas que se inician en este fantástico hobby.

Hasta el día de hoy gran cantidad de personas a nivel mundial han optado por iniciar un proyecto de acuariofilia que por consiguiente los ha llenado de satisfacciones independientemente del tipo de peces y acuarios por los que se hayan decantado, siendo los de agua dulce los de mayor popularidad a nivel mundial.

Tanto por su fácil mantenimiento, hasta por la gran cantidad de especies de peces que se pueden encontrar y sus tan hermosos colores que alegran a todo el que los admire.

Antes de iniciar cualquier proyecto deberemos habernos idealizado desde mucho antes que queremos lograr, de esta forma tendremos mayor proporción de éxito en el acuario. Y resulta mejor decidirse desde el principio, por que tipo de peces queremos tener, ya que de los peces que decidamos mantener, dependerán los parámetros de agua y tamaño del taque mismo y ni que decir que del tamaño depende la inversión monetaria que debamos realizar.

Unas de las preguntas más frecuentes a la hora de iniciar un acuario es la siguiente:
¿Qué tamaño
de acuario necesito para mi proyecto?

Creo que antes de hacerse esa pregunta deberemos saber o tener una organización previa del acuario que nos idealicemos, puesto que de esa idea dependen tanto el tamaño del acuario, como los tipos de peces a contener, esta última deberemos de tomarla muy en cuenta, ya que hay muchos tipos de peces no compatibles a la hora de poblar un acuario, por ejemplo, los barbos tigre (Barbus Tetrazona) que son incompatibles con los peces de aletas largas, como los peces Ángel (Pteropyllum Scalare ) común mente conocido como Ángel de aletas largas, por mencionar un ejemplo…

¿Qué tipo de peces puedo mantener y cuantos debo tener para mi acuario?

Esta es una de las preguntas que más nos realizamos incluso siendo ya un poco experimentados en esto, y es una pregunta muy abierta que por si sola produce muchos pensamientos e ideas diferentes, dependiendo del acuarista y su manera de pensar, puesto que todos mantenemos nuestros acuarios como mejor nos parezca, pero hay algo que se aconseja y es lo siguiente, teniendo en cuenta el tipo de peces que queremos mantener, sabremos de ante mano el tipo de acuario y el tamaño del mismo, si tiene algunas dudas existen algunas reglas seguidas por muchos acuaristas, aunque no tienen nada científicamente comprobado hasta el día de hoy son una base fiable a tomar en cuenta.

Vector free- Openclipart

La primera regla utilizada es para peces de pequeño tamaño, por ejemplo los tetras. Por consiguiente hablamos de la famosa regla de un centímetro de pez por litro de agua, y se toma de la siguiente manera, ya que se supone según esa regla, un pez vivirá en un buen estado de salud y desarrollo proporcionándoles un litro de agua por centímetro, ejemplo si tenemos o adquirimos un tetra cardenal ( Paracheirodon axelrodi) que a la hora de adquirido tiene un tamaño de 4 centímetros aproximadamente podrá vivir en 4 litros de agua (un galón). Cosa que desmiento a criterio muy personal, puesto que el cumplimiento de esa regla depende del lado por la que lo tomemos ”sentido común” ya que deberemos ser consientes de que un pez no podrá vivir ni desarrollarse satisfactoriamente en un galón de agua, a diferencia de honrosas excepciones.

Pero teniendo en cuenta lo anterior sabremos que en un acuario de 80 litros, 20 galones podremos mantener perfectamente un cardumen de estos peces de aproximadamente 35 o 40 ejemplares, pero desde el otro punto de vista puesto que estaremos dándole la proporcionalidad de un litro de agua por centímetro de pez, con la diferencia que le estamos cediendo un espacio más extenso para su desarrollo y convivencia.

Vector free- Openclipart

Otra regla recomendada seria la de los peces de gran tamaño como los Cíclidos Centroamericanos, que consiste en dar espacio por proporcionalidad al tamaño del pez, por ejemplo si nos decidimos en mantener unos hermosos cíclidos Centroamericanos, como lo pueden ser los Cíclidos de Alfari (Amphilophus Alfari).

Debemos tomar en cuenta que estos peces pueden llegar a tener un tamaño que oscila entre los 20 y 22 centímetros y un acuario de 80 litros para una pareja les quedara algo corto de tamaño para su desarrollo y convivencia, puesto que al ser peces de gran volumen ocuparan una mayor masa de agua para desenvolverse y desarrollarse, necesitando a sí un acuario de mayor volumen.

Iniciándose en el acuarismo segunda parte

COMPARTIR

Un comentario en “iniciándose en el acuarismo primera parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Envíenos su mensaje y le contactaremos en breve.
Powered by